Una odisea del espacio (para pequeños y grandes)

La fascinación por el cosmos es tan antigua como la humanidad misma. La bóveda celeste, repleta de luces, objetos y fenómenos que escapan al control de nuestra especie, ha ejercido durante siglos una poderosa fascinación sobre nuestro intelecto, convirtiéndose por derecho y magnitud propias en una de las metas del conocimiento humano.

La astronomía ha sido una disciplina científica cultivada por todas las grandes culturas, desde la Antigüedad hasta nuestros días, pero la exploración directa del Universo ha tenido que esperar a fechas relativamente recientes, a que los medios tecnológicos modernos hicieran posible que el hombre o sus ingenios exploradores pudieran abandonar con éxito el planeta. Hoy en día, el mejor y más detallado conocimiento del cosmos está al alcance de cualquier aficionado a la materia a través de una serie de apps y recursos absolutamente recomendables para usuarios de todas las edades, ya que ofrecen una visión realista y atractiva del espacio, procedente de los millones de fotografías que se han tomado del mismo en los últimos años.

Solar Walk es una de las más conocidas. La aplicación de base nos permite contemplar de cerca cualquier planeta o cuerpo celeste del sistema solar incluída la Tierra (elegimos lo que deseamos visualizar con el mando de la lupa de la esquina inferior izquierda). Muy interactiva, esta app nos permite girar el planeta, acercarnos o alejarnos de él y desplegar en un lateral la información relativa al mismo, agrupada en 5 categorías (Información general, Hechos y cifras, Estructura interna y Atlas. La quinta, Curiosidades, es de pago). Igualmente se muestran los satélites y asteroides, que son representados con su propia órbita para una visión más comprensible para el espectador. Es tan completa que cada zona de planetas explorados como Marte o de nuestro propio satélite, se representan con su nombre latino y pueden localizarse con precisión mediante un buscador. En el caso de la Tierra además pueden verse los satélites artificiales que orbitan el planeta, así como la Estación Espacial Internacional, acompañadas de sus respectivos datos informativos.

Mapa Estelar es una app centrada en el descubrimiento de las estrellas y constelaciones, que utiliza la función de localización del Ipad para dar al usuario una visión más detallada del cielo que contempla. Es la que ofrece una interfaz más sencilla y de un aspecto menos «fotográfico» si la comparamos con otras apps similares, pero resulta muy interesante para quienes quieren iniciarse en la observación astronómica. Las estrellas y constelaciones se pueden buscar en un listado alfabético y la app las localiza en el cielo, junto con una pequeña ficha explicativa de los datos más importantes sobre la misma (distancia, diámetro, datos de localización astronómica). Su mayor atractivo es la función de realidad aumentada. El usuario apunta el iPad al cielo, y la app «traduce» esa porción de cielo en la que señala la constelación concreta que estamos viendo y las estrellas que la componen. Como en Solar Walk, algunos contenidos de la app son de pago extra, como las extensiones sobre estrellas fugaces, catálogo de estrellas, catálogo Messier o Sistema solar. Una herramienta interesante de esta app, sobre todo para niños por su escasa duración, son las rutas guiadas, en las que se puede ver de cerca los cuerpos celestes, aunque las rutas no ofrecen información adicional como las búsquedas.

Astro objects es otra app fascinante, aunque enfocada al conocimiento de otros fenómenos estelares, como las nebulosas o las galaxias. En inglés y en un entorno gráfico en constante movimiento, elaborado con fotografías reales del universo tomadas por telescopios espaciales, es posible acercarse o alejarse de objetos estelares que, al mismo tiempo, nos son descritos en una ventana informativa que se abre al tocarlos. Se puede activar o desactivar la presencia del nombre sobre cada una, aunque en mi opinión es muy práctica, sobre todo para disfrutarla con niños. Dos flechas a ambos lados de la pantalla nos permiten desplazarnos por el cielo y acercarnos o alejarnos de lo que estamos viendo. Un simple toque retiene el objeto celeste para que podamos verlo mejor. La calidad de las fotografías utilizadas es muy buena y es una app que resulta visualmente muy atractiva, con una interfaz sencilla y limpia. El botón I de la ventana de datos enlaza con la web del telescopio Hubble, que ofrece información actualizada de cada objeto astronómico, haciendo del paseo una experiencia muy completa a nivel informativo. Y el botón D de la misma ventana enlaza con la base de datos de objetos espaciales Simbad, en la web del centro de datos astronómicos de Estrasburgo. En resumen, la combinación de imágenes de calidad y ampliación informativa es excelente.


Sky Guide es, para mi gusto personal, la más exquisita estéticamente. En inglés, ofrece un mapa del cielo en el que se localizan toda clase de cuerpos celestes, planetas, estrellas o constelaciones, que se presentan usando la función de localización del Ipad, de acuerdo con la posición del usuario. Sobre la imagen del cielo, extremadamente realista y detallada, se superponen las líneas imaginarias y figuras representativas de cada constelación. En una ventana lateral se abre una detallada explicación de los personajes mitológicos que dan nombre a cada constelación, obra del premiado escritor científico Ian Ridpath.

Estas apps son las favoritas de mi hija mayor, de 7 años, que vive fascinada por los misterios estelares. Aunque a título personal, me gustaría añadir un par de recursos paralelos. Uno escrito, el blog imprescindible para cualquiera que desee estar al día de las últimas novedades espaciales, Cosmos del astrónomo Javier Armentia, que ejerce como responsable del Planetario de Pamplona.

Y otro audiovisual, para los aficionados a las series documentales. Mi recomendación va para tres de ellas impecablemente realizadas: De la Tierra a la Luna, producida por Tom Hanks para HBO; La conquista del espacio, producida por Marcelo Risi para la BBC, y Grandes misiones de la N.A.S.A., producida por Discovery Channel para conmemorar el 50 aniversario de la agencia. La primera presenta en formato docu-drama y con actores de primera línea, los avatares estadounidenses en los programas espaciales que lograron poner el primer hombre en la Luna. La segunda, de idéntico formato, narra en forma paralela la carrera espacial entre Rusia y Estados Unidos. Y la tercera y más reciente, une entrevistas a los astronautas que protagonizaron las misiones, a imágenes reales grabadas por ellos mismos y por la propia agencia durante el transcurso de las misiones, que fueron digitalizadas para la ocasión por Discovery Channel. Las tres, cada una a su manera, son pequeñas joyas que acercan al espectador de hoy los acontecimientos que quizás no pudo vivir entonces y que supusieron un cambio definitivo en nuestra forma de ver el universo. Y lo que salió de todo aquello, ahora lo podemos disfrutar de la manera más intuitiva y completa con las apps que nos ofrece el mercado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: